26 de septiembre de 2016

Robin Hobb: Asesino real


Asesino real
Autor: Robin Hobb
Saga: Vatídico / Aprendiz de asesino, #2
Título original: Royal Assassin
Género: Fantasía (Épica)
Año de publicación: 1996
Páginas: 656

Libro anterior
#1: Aprendiz de asesino




SPOILERS DEL LIBRO ANTERIOR A ESTE
en la sinopsis y (quizás) en la opinión

Sinopsis
Sigue la trilogía del Vatídico de Robin Hobb, una de las autoras más admiradas del género fantástico.
Aunque maltrecho, Traspié ha sobrevivido a su primera misión como asesino del rey. En la corte casi todos desprecian su condición de bastardo, de modo que decide permanecer en las lejanas montañas adonde ha ido a guarecerse.
Sin embargo, unas noticias que reclaman su atención y un amor que se tornará inalcanzable lo urgen a regresar a Torre del Alce. Allí se reencuentra con las mortíferas intrigas de la familia real, mientras los Corsarios de la Vela Roja reanudan sus feroces ataques sobre la costa, dejando a su paso aldeas calcinadas y víctimas enloquecidas.
El reino está al borde de la guerra y su salvación vuelve a estar en las manos de Traspié si acepta realizar el mayor de los sacrificios.


Opinión

«Se reordenan los futuros, se multiplican los destinos. Todas las sendas se bifurcan, y se vuelven a bifurcar.»

Pero-Qué-Buena-Está-Esta-Trilogía.
De verdad, el primero ya me había dejado semi fanatizada pero con éste definitivamente la pasé a favoritos. Si les gusta la fantasía épica no se pueden perder esta trilogía, realmente Robin Hobb sabe lo que hace y pone giros y recontra giros absolutamente inesperados que vuelven la historia aún más genial.

Empezamos donde nos quedamos con Aprendiz de asesino, Traspié se está tratando de recuperar del intento de asesinato a manos (indirectas) de Regio, y es durante ese penoso, complicado y humillante proceso que tiene que volver a Torre del Alce donde una vez más cae en la dura realidad de que es un simple bastardo, a pesar de que está cada vez más y más parecido a su padre en aspecto y personalidad.
Traspié es un hombre del rey, así que como tal su vida gira en torno a servirlo. Pero esta vez no sólo se va a tratar de misiones de asesinato, sino que además se suma un romance (que por momentos me puso un poquito nerviosa, no lo voy a negar) y con la guerra cada vez más sobre sus cabezas, su debut como marino y guerrero. Y por supuesto, seguir evadiendo los intentos de asesinato de Regio, a quien amo odiar. Si pensaron que el principito se iba a resignar a tener a Traspié en su vida, piensen de nuevo.

Algo que no le falta a esta segunda parte es acción. Al principio se toma su tiempo en arrancar, igual que pasó con el primer libro, pero más o menos de la mitad para adelante se vuelve una ametralladora de sucesos que invitan a desvelarse varios días seguidos para devorarse lo que falta.
Así como en el libro anterior las mujeres habían tenido un papel bastante secundario, ahora toman fuerza, poder y protagonismo. Lady Paciencia tiene menos paciencia que nunca (la adoro), pero quien realmente se destaca es la absolutamente genial, humilde, sufrida y luchadora Ketticken. Reina, si alguna vez se vio una.

Otra cosa que cambió es que ya se vuelven obvios los personajes en los que se puede confiar, contrario a lo que me pasó antes cuando todos parecían estar ocultando intenciones non sanctas. Quienes antes se perfilaban interesantes ahora son simplemente perfectos en sus imperfecciones, y si bien todos siguen teniendo secretos, ahora ya no espero las revelaciones con desconfianza sino con muchísima curiosidad.
Pero algo que quiero destacar es la evolución del mismo Traspié. Además de que aprende rapidísimo (aunque otra no le queda con todas las que le pasan) tiene un crecimiento notable tanto en su personalidad, como en maduración y en la forma en que lo ven los demás, si bien su punto débil va a ser el corazón. Sobre esa parte a veces quise entrar al libro a sacudirlo, pero bueno, es su primer experiencia, paciencia.

Está muy bien manejado... todo. Empiezo a pensar que en este punto de la historia casi todo pasa por algo, porque hasta las cosas que parecen más insignificantes en algún momento pueden volver para patearnos en la cara.
Realmente no recuerdo cuándo fue la última vez que un libro me sorprendió tanto como éste. La última parte está para cobrar entrada y el final me dejó mordiéndome los dedos. Hay tantas cosas que Robin Hobb se guarda bajo la manga y las hace aparecer en los momentos más inesperados (e inoportunos muchas veces) que dan ganas de leer sin parpadear.
Pronto voy a leer la continuación, porque soy débil y quiero saber como sigue. No nos puede dejar así, con ese final. No puede.
Pero qué bueno que lo hizo.



Calificación: 4.75/5
Muy muy bueno

Libro siguiente
#3: La búsqueda del asesino (próximamente)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si están buscando en dónde pueden descargar o conseguir un libro, no es aquí donde encontrarán la respuesta.
Los mensajes que sólo son para promocionar otra página serán considerados spam y eliminados.