19 de diciembre de 2014

Stieg Larsson: Los hombres que no amaban a las mujeres


Los hombres que no amaban a las mujeres
Autor: Stieg Larsson
Saga: Millennium, #1
Título original: Män som hatar kvinnor (Hombres que odian a las mujeres)
Género: Crimen - Misterio
Año de publicación: 2005
Páginas: 665







Sinopsis
Harriet Vanger desapareció hace treinta y seis años en una isla sueca propiedad de su poderosa familia. A pesar del despliegue policial no se encontró ni rastro de la muchacha. ¿Se escapó? ¿Fue secuestrada? ¿Asesinada? El caso esta cerrado y los detalles olvidados. Pero su tío Henrik Vanger un empresario retirado vive obsesionado con resolver el misterio antes de morir. En las paredes de su estudio cuelgan cuarenta y tres flores secas y enmarcadas. Las primeras siete fueron regalos de su sobrina; las otras llegaron puntualmente para su cumpleaños de forma anónima desde que Harriet desapareció. Mikael Blomkvist acepta el extraño encargo de Vanger de retomar la busqueda de su sobrina. Periodista de investigación y alma de la revista Millennium dedicada a sacar a la luz los trapos sucios de la política y las finanzas Blomkvist está vigilado y encausado por una querella por difamación y calumnia presentada por un gran grupo industrial que amenaza con arruinar su carrera y su reputación. Contara con la colaboración inesperada de Lisbeth Salander una peculiar investigadora privada socialmente inadaptada tatuada y llena de piercings y con extraordinarias e insólitas cualidades.

Así empieza esta magnifica novela que es la crónica de los conflictos de una familia un fascinante fresco del crimen y del castigo de perversiones sexuales y trampas financieras; un entramado violento y amenazante en el que no obstante crecera una tierna y frágil historia de amor entre dos personajes absolutamente inolvidables.


Opinión

Hace años que tenía pendiente esta novela. Me llamaban la atención el nombre y la ilustración de la tapa, y, fiel a mi costumbre, lo empecé sin tener idea mucho más que el género.

«Es un misterio fascinante. Quiero decir que es el clásico misterio de la habitación cerrada, pero en una isla entera. Y no hay nada en la investigación que parezca seguir una lógica. Todas las preguntas permanecen sin respuesta, todas las pistas llevan a un callejón sin salida.»

Comienza con dos hombres ya mayores recibiendo –como cada año en esa fecha– una flor prensada en un marco. Ese extraño envío tiene relación con un crímen que ocurrió hace años, que los obsesionó a ambos y que nunca llegaron a resolver.
Entonces saltamos al protagonista: Mikael Blomkvist, un periodista económico que acaba de caer en desgracia tras perder un juicio por la difamación de un poderoso empresario. Mikael está seguro de que lo que ha publicado es cierto, pero prefiere aceptar una condena (breve, pero condena al fin) en la cárcel que revelar sus fuentes. Acá hay un –a mi juicio demasiado extenso– flashback con la conversación de Mikael con su fuente. Es un texto que abarca bastante en el que se explica un complicado esquema de corrupción e ilegalidad económica. No es algo que esperaba encontrar en un libro de misterio y no fue la parte del libro que más me gustó. La verdad es que llegado un punto me perdí y renuncié a relacionar toda la información que estaban dando... pero sonaba todo muy corrupto.

Debo decir que mi interés se despertó en acción catapulta con la última frase del capítulo 4. 

Por lo mediático de su juicio es que Mikael es convocado a una isla alejada de Estocolmo, donde vive el poderoso (y ya anciano) magnate empresario Herik Vanger. Luego de mucha desconfianza por ambas partes, mucho secretismo y algunas ofertas bastante tentadoras, Mikael accede a escuchar lo que Henrik quiere proponerle.
El anciano le ofrece a Mikael un trabajo. O en realidad dos. La versión oficial es que Mikael va a pasar un año escribiendo la historia de la familia Vanger, pero lo que Henrik realmente quiere es que el periodista pase un año continuando la investigación e intentando aportar algo de luz al misterio que atormenta al millonario desde hace más de 30 años: el asesinato de su amada sobrina Harriet. A cambio, Henrik le promete a Mikael darle la información que necesita para demostrar la deshonestidad del empresario que manchó su nombre, además de pagarle una fortuna con la que Mikael garantizaría la salvación de su revista Millennium.
Mikael acepta, y comienza la investigación...

Y hete aquí parte de la genialidad de este libro. 
Al margen de sus dramas personales, durante muchos capítulos Mikael básicamente está poniéndose al día con la investigación del caso Harriet. Henrik ha hecho un trabajo puntilloso de recopilación de información durante varias décadas, y ahora Mikael debe comenzar por leerlo todo.
En teoría esto no deberia funcionar porque no estamos viendo verdadera acción, salvo lo relativo a la vida de Mikael, pero la verdad es que lo que leemos es realmente interesante. Los Vanger son una familia de m... eh, son una familia horrorosa, contando incluso con varios miembros que pertenecieron al partido nazi. Es muy detallado el relato y la construcción de cada uno de los personajes, cada uno con sus peculiaridades. Está muy elaborado el trasfondo de los personajes, al punto de que sentí que durante buena parte este libro es en cierto modo una saga familiar abreviada dentro de una novela de misterio.
Lo que está muy bueno es que vamos leyendo la investigación al mismo tiempo que Mikael, quien parece que subsiste a sandwiches y café.
Al principio entender el complicado árbol familiar de los Vanger es confusión pura, pero como a Mikael también le ocurre lo mismo el lío se va desentrañando de forma bastante clara. Para el final del libro puedo decir que casi logré entender todos los parentescos.

Quien merece una atención especial es el personaje femenino fuerte de la historia, la ya famosa Lisbeth Salander. O quizás deba decir que lo que merece una mención aparte fue la capacidad de Stieg Larsson para describirla, porque Lisbeth es casi indescriptible.
«Lisbeth Salander era cualquier cosa menos fácil de manejar.»
Al margen de su muy personal aspecto que oscila entre lo gótico y lo punk, su extrema delgadez, sus piercings y tatuajes (entre los que destaca un dragón en la espalda) y su rostro aniñado, Lisbeth es portadora de un intelecto que nada tiene que envidiarle a los mejores detectives de la literatura. Ella es sagaz, fría y analítica hasta el punto de que parece inhumana (pero de un modo muy genial). Lo cómico del asunto es que el Estado sueco se negó a emanciparla porque la consideran retrasada mental. Sí, ella tiene un pequeño desequilibrio, pero eso sólo aumenta su 'carisma' para el lector.
Su personalidad rústica es un muy buen contraste con Mikael, que por momentos es casi demasiado perfecto.
Lisbet trabaja como investigadora freelance para una empresa de vigilancia privada, y si bien aparece relativamente poco durante mas o menos medio libro, sus apariciones son excelentes y siempre te dejan queriendo más. Con Lisbeth Salander no se jode (disculpen mi francés).

La verdad es que este libro va en un constante crescendo volviéndose mejor y mejor a medida que avanza la historia. Es muy, muy atrapante. Lo único que le criticaría es que no fue todo lo impredecible que me hubiera gustado. Mas o menos para el 30% ya tenía firmes sospechas sobre una persona y una teoría sobre Harriet... y lamentablemente adiviné. Sin embargo hay una explicación que jamás hubiera visto venir, y eso me gustó mucho.
Lo que sí está muy bien puesto es el título del libro. Constantemente hay referencias hacia el maltrato que reciben muchas mujeres, y que si bien sirve como base y contexto para el argumento, es una realidad imposible de ignorar. Eso hace que toda la historia tenga un aire más de realismo que de ficción.

Es una novela muy buena, con un misterio atrapante y lleno de matices intrigantes. Se lo fui contando a mi mamá a medida que lo leía y ella estaba tan enganchada como yo. Es notable la cantidad de teorías que se generan, en parte por haber tantos personajes con tantas sub-historias, y todos, todos, parecen tener algo que ver en el asunto, Porque parecería que prácticamente todos los hombres de la familia Vanger odiaban a las mujeres...



Calificación: 4/5
Muy bueno

4 comentarios:

  1. Empezé a leer este libro cuando era mas chica, como 14 años y pensé que era muy denso y aburrido para mi por eso lo dejé. Ahora capaz lo vuelva a leer porque me dieron ganas de hacerlo a partir de tu reseña. Te mando un beso y te espero en mi blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, a los 14 yo lo hubiera revoleado por la ventana probablemente. Se merece una oportunidad de todos modos ;) me alegra haberte tentado.
      Beso!

      Eliminar
  2. Hace unos años, me llamaba mucho la atención, pero con el tiempo, se me fue olvidando. Sin embargo, esta reseña me ha despertado de nuevo el interés. Tengo muchísima curiosidad por conocer a la peculiar Lisbeth.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo leas pronto entonces :)
      Un beso

      Eliminar

Si están buscando en dónde pueden descargar o conseguir un libro, no es aquí donde encontrarán la respuesta.
Los mensajes que sólo son para promocionar otra página serán considerados spam y eliminados.