9 de octubre de 2014

Douglas Adams: Guía del autoestopista galáctico


Guía del autoestopista galáctico
Autor: Douglas Adams
Saga: Guía del autoestopista galáctico, #1
Título original: The Hitchhiker's Guide to the Galaxy
Género: Ciencia Ficción - Humor - Clásicos
Año de publicación: 1979
Páginas: 296








Sinopsis
Un jueves a la hora de comer, la Tierra es inesperadamente demolida para poder construir una nueva autopista hiperespacial. Arthur Dent, un tipo de lo más corriente que esa misma mañana ha visto cómo echaban abajo su propia casa, considera que eso supera lo que una persona puede soportar. Pero, desgraciadamente, el fin de semana no ha hecho más que empezar, y la galaxia es un lugar extraño y sorprendente. Arthur huirá de la Tierra junto a un amigo suyo, Ford Prefect, que resultará ser un extraterrestre emparentado con Zaphod Beeblebrox, un pirata esquizoide de dos cabezas que fue Presidente de la Galaixa, en la nave del cual conocerá al resto de personajes que lo acompañarán a lo largo de su periplo espacial: un androide paranoide y una terrícola que, como él, ha logrado escapar. Gracias a esta ineludible aventura, Dent descubrirá muchas cosas acerca de la existencia, pero tal como aconseja la "Guía del autoestopista galáctico", que no cunda el pánico.


Opinión

«Recuperaremos la normalidad en cuanto estemos seguros de lo que es normal.»

La guía del autoestopista galáctico es el libro más bizarro y uno de los más divertidos que leí hasta ahora. Estaba necesitando reirme cuando lo empecé y sólo con el comienzo me hizo doblar de risa.
La introducción es imperdible, tiene un humor impresionante, inocente y oscuro a la vez. En pocas líneas muy sintéticas y extremadamente literales resume al planeta Tierra y a la humanidad. También nos anticipa que nuestro mundo va a ser destruido porque básicamente estorba en el camino de una autopista galáctica, y por alguna razón de la burocracia cósmica es más sencillo demoler la Tierra que rodearla.

La historia comienza unos momentos antes de que nuestro mundo deje de existir, con Arthur Dent, un hombre común, en una mañana común, dentro de su casa común. Arthur se entera de que su hogar está a punto de ser demolido por un funcionario público con el que es muy difícil razonar y no encuentra modo más efectivo para impedir que demuelan su casa (sin aviso) que acostándose frente a la entrada. El diálogo que habrá entre él y el funcionario es muy divertido, descabellado y lleno de burocracia hasta un punto insospechado. El delirio es la gran clave de esta historia.
Arthur obviamente no sabe que la Tierra está a punto de ser destruida (de repente lo de su casa tiene otra perspectiva) y que él será el único humano sobreviviente. Tampoco sabe que su excéntrico amigo Ford Prefect es en realidad un alien autoestopista interestelar que está varado en nuestro planeta. Será él quien le salve la vida, y con quien (muy a su pesar y con constantes quejas muy cómicas) empezará a recorrer el universo utilizando la Guía del Autoestopista Galáctico.

Arthur tanteó nerviosamente el colchón antes de sentarse; en realidad tenía muy pocos motivos para estar nervioso, porque todos los colchones que se crían en los pantanos de Squornshellous Zeta se matan y se secan perfectamente antes de entrar en servicio. Muy pocos han vuelto a la vida.

Se toparán con personajes muy pintorescos que aportan mucho humor a la novela, desde un robot paranoico-maníaco-depresivo, resentido y existencialista, hasta seres que se agregan partes de cuerpo extra por razones cosméticas o puertas que suspiran de satisfacción luego de un trabajo bien hecho (de abrirse y cerrarse, porque eso es básicamente lo que hace una puerta). La incredulidad del pobre Arthur –a quien me imaginé siempre como Martin Freeman, no se si por mi locura personal o porque lo vi en imdb– se pondrá a prueba una y otra y otra y otra vez.
A todo ésto, nunca se aclara realmente, pero creo que nunca llegó a sacarse el pijama.

La Guía del Autoestopista Galáctico es básicamente una guía turística muy completa que posee información de todo el universo. Es monstruosamente grande y de imprimirse tendría cerca de un millon de páginas, por lo que en realidad es «como un libro electrónico» y su aspecto físico es llamativamente similar a un modelo de Kindle con teclado que salió hace unos años. También aparecen referencias a la que ahora se conoce como la tecnología touch y a los sensores de movimiento.
Ah, y además hay un 'pez Babel' que hace traducciones, y fue quien dio origen al famoso traductor de internet... aunque afortunadamente el que conocemos nosotros es menos invasivo.
Ah! (de nuevo) y también creó la «Estrella Googlepex», una de las computadoras más poderosas del universo.
Recordemos que esta es una novela de 1979 y hagamos juntos "¡ohhh!".

Pero aparte de todo eso, la idea de la Guía es magistral. El autor tiene una imaginación desbocada y en este libro le da rienda suelta a más no poder. La información de la Guía es realmente muy turística, pero con detalles bizarros y remates inesperados, delirantes y muy graciosos. Mi preferido creo que fue el peligroso trago detonador gargárico pangaláctico
También hay referencias a la Enciclopedia Galáctica (de Isaac Asimov, pero a él no se lo nombra) como uno de los libros más importantes de la galaxia.

La Guía del autoestopista ya ha sustituido a la gran Enciclopedia galáctica como la fuente reconocida de todo el conocimiento y la sabiduría, porque si bien incurre en muchas omisiones y contiene abundantes hechos de autenticidad dudosa, supera a la segunda obra, más antigua y prosaica, en dos aspectos importantes. En primer lugar, es un poco más barata; y luego, grabada en la portada con simpáticas letras grandes, ostenta la leyenda: NO SE ASUSTE.

¿Vieron como en algunas historias uno piensa 'todo podría pasar'? Bueno, acá es literalmente así. Douglas Adams con su imaginación delirante inventó lo que llama la energía de la improbabilidad, algo que vuelve posible absolutamente todo en el momento más impensado y por las causas más incoherentes. Deja abierta la posibilidad de que ocurra absolutamente cualquier cosa y todo sea aceptable. Sólo falta Doctor Who.
Además éste es el libro de las frases inesperadas. Quizás en un momento viene hablando con seriedad y de repente hace un remate delirante que te hace doblar de risa. Lo peor es que lo que dice tiene sentido dentro de su delirio. Hay hasta teorías científicas que tienen lógica.

No quería que se termine, pero por suerte hay más libros. Si los que siguen son la mitad de buenos de lo que es el primero, entonces mejor dejo a mano una toalla.



Calificación: 5/5
Excelente

7 comentarios:

  1. Adoré este libro de principio a fin cuando me lo dejaron, lo que me pude reír; tiene un humor bastante blanco y tonto pero que me encanta de sobremanera, aunque no me gusta leer sus libros muy seguidos, pierden algo de esta forma. Me alegra que te gustase :) Yo he visto la peli y la verdad es que está bastante bien, pero le meten romance y es muy raro xD

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es humor tonto pero inteligente al mismo tiempo, es genial este libro :)
      Mmm romance? no se, estoy medio reacia a ver la película (pero seguramente algún día gane la curiosidad xD)
      Beso =) gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Un clásico =)
    Me gustó mucho, muy entretenido. Tengo pendiente continuar la saga.

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Hola,

    Gracias por la reseña, has hecho que quiera leerlo ;)

    ResponderEliminar

Si están buscando en dónde pueden descargar o conseguir un libro, no es aquí donde encontrarán la respuesta.
Los mensajes que sólo son para promocionar otra página serán considerados spam y eliminados.