5 de noviembre de 2016

Shirley Jackson: Siempre hemos vivido en el castillo


We have always lived in the castle
Autor: Shirley Jackson
Título en español: Siempre hemos vivido en el castillo
Género: Misterio - Horror - Clásicos
Año de publicación: 1962
Páginas: 160






Sinopsis
«Me llamo Mary Katherine Blackwood. Tengo dieciocho años y vivo con mi hermana Constance. A menudo pienso que con un poco de suerte podría haber sido una mujer lobo, porque mis dedos medio y anular son igual de largos, pero he tenido que contentarme con lo que soy. No me gusta lavarme, ni los perros, ni el ruido. Me gusta mi hermana Constance, y Ricardo Plantagenet, y la Amanita phalloides, la oronja mortal. El resto de mi familia ha muerto.»

Con estas palabras se presenta Merricat, la protagonista de Siempre hemos vivido en el castillo, que lleva una vida solitaria en una gran casa apartada del pueblo. Allí pasa las horas recluida con su bella hermana mayor y su anciano tío Julian, que va en silla de ruedas y escribe y reescribe sus memorias. La buena cocina, la jardinería y el gato Jonas concentran la atención de las jóvenes. En el hogar de los Blackwood los días discurrirían apacibles si no fuera porque los otros miembros de la familia murieron envenenados allí mismo, en el comedor, seis años atrás.


Opinión

«Pensé que a lo mejor nos habíamos equivocado de camino durante la noche, a lo mejor nos habíamos perdido y habíamos vuelto por el agujero equivocado en el tiempo, o por la puerta equivocada, o por el cuento equivocado.»

Es curioso este libro, creo que es un caso en el que el argumento no se sostendría si no fuera porque está escrito de un modo tan atrapante –y por momentos tétrico– que lo vuelve curiosamente entretenido. Ahora está teniendo mucha notoriedad, no se bien si es por la película o por otra razón, y por eso mismo decidí empezarlo con expectativas moderadas, lo que probablemente hizo que lo disfrute mucho más.

Esta es la peculiar historia de las hermanas Blackwood, Mary Katerine 'Merricat' y Constance, que viven junto a su anciano y enfermo tío Julian en una casona apartada, y que tienen la particularidad de ser odiadas por todo el pueblo. Años atrás toda la familia salvo ellos tres murieron en un envenenamiento masivo, y el rumor general es que fue Constance –aficionada a cocinar– quien los asesinó. Ella lleva años sin salir de su casa, así que Merricat se encarga de realizar las compras necesarias una vez por semana, soportando las miradas de odio y las burlas de todo aquel que la cruza.

Lo más interesante, para mi gusto, es la personalidad de los personajes. Merricat, quien narra, es una chica extraña que siente un amor incondicional por su hermana, y constantemente se está recordando que debe ser más amable con su tío Julian. Le molesta el odio de los pueblerinos, pero lo corresponde a su vez con un odio aún más fuerte, y es más que frecuente que la veamos deseándoles muertes horribles y pensando en lo que disfrutaría caminando sobre sus cadáveres.
Constance por otro lado es la dulzura encarnada. Es completamente altruísta y a veces parece que viviera para atender a su hermanita y su tío. Según parece cocina como los dioses (aunque las pocas visitas que reciben no se terminan de animar a probar lo que hace), y tiene una belleza notable que su hermana vive admirando como si de un ángel se tratara.
Finalmente el tío Julian es el que más me desconcertó. Está escribiendo las memorias de la noche de la muerte de toda la familia, y oscila entre la cordura y las lagunas mentales, si bien nunca me quedó completamente claro si esos deslices eran siempre verdaderos o si algunas veces fingía.

Hay ciertos detalles que me gustaron mucho, y uno de ellos es que –según los ojos de Merricat al menos– la casa es hermosa y el pueblo es gris y tétrico, contrario a lo que suele pasar en las historias de horror. De todos modos no me termino de fiar de su criterio porque vive sumergida en un mundo semi fantasioso (y no se hasta qué punto no se lo cree), y desde su punto es vista es todo o blanco o negro.
Sin embargo lo que más necesito mencionar es el estilo de la autora. Además de ser ameno y atrapante, tiene esa cualidad particular semi fantasiosa y semi realista que asocio con el Realismo Mágico, si bien el libro es completamente realista. Probablemente sea intencional para acompañar ese mundo semi fantástico en el que vive internamente Merricat, quien por cierto, se cree bruja.
Si no hubiera sido por eso, la historia no hubiera pasado de ser un relato de vidas bastante planas, a pesar de que hay cierto misterio y conflicto entre medio.

Es interesante y se lee rápido, pero no esperen morirse de miedo porque más allá de una cierta atmósfera tétrica no hay nada de verdadero horror. Me hubiera gustado que hubiera algún relato corto ambientado unos veinte años después porque el final da pie a una idea interesante, pero de todos modos así como está es adecuado para el estilo que tiene todo el libro.



Calificación: 3.5/5
Bueno

1 comentario:

  1. No sabía que había película! Tendré que investigar. Leí este libro el año pasado si mal no recuerdo. Me decepcionó un poco porque esperaba otra cosa, el argumento suena muy interesante pero luego la historia no estuvo a la altura, para mi gusto. De todas maneras no consigo pillarle el punto a Shirley Jackson. Le acabé dando tres estrellas. Me ha gustado mucho tu reseña y volver a recordar este libro! Un besito!

    ResponderEliminar

Si están buscando en dónde pueden descargar o conseguir un libro, no es aquí donde encontrarán la respuesta.
Los mensajes que sólo son para promocionar otra página serán considerados spam y eliminados.