8 de abril de 2016

Émile Zola: El paraíso de las damas


El paraíso de las damas
Autor: Émile Zola
Serie: Les Rougon-Macquart, #11
Título original: Au Bonheur des Dames
Género: Clásicos - Realismo
Año de publicación: 1883
Páginas: 672






Sinopsis
Una novela sobre el nacimiento de los grandes almacenes en París.
Una joven huérfana, Denise, llega a París con intención de buscar trabajo. Recurre a un tío suyo que tiene una pañería. Sin embargo, la tienda de tejidos, como todos los pequeños comerciantes, está empezando a resentirse debido a las innovaciones que han traído los grandes almacenes. Denise se ve obligada a entrar a trabajar como dependienta en unas galerías, cuyo propietario, Octave Mouret, se enamora de ella. El nacimiento de una nueva era comercial y el amor entre clases sociales en un gran clásico del maestro Zola.


Opinión

«En eso consistía su táctica, en embriagarla con galantes atenciones para poder traficar con sus deseos y explotar sus febriles impulsos.»

Llegué a este libro a través de la serie The Paradise, y ahora que lo he terminado puedo decir con relativa seguridad que usaron un solo capítulo del libro para la adaptación, porque los otros trece no podrían ser más diferentes.

Esta es la historia –en parte– de Denise, una chica humilde del interior de Francia, sufrida y responsable, que decide mudarse a París con sus dos hermanitos para buscar suerte. Suerte no va a encontrar, pero sí trabajo en El Paraíso de las Damas, una enorme tienda comercial en constante crecimiento que está destrozando la economía de los pequeños comerciantes de los alrededores.
El libro irá mostrando la vida de Denise mientras intenta (bastante infructuosamente) adaptarse a su nueva vida entre el desprecio y maltrato de sus compañeros, y seguirá además el desarrollo de El Paraíso de las Damas, su dueño Octave Mouret, algunos empleados y unas cuantas clientas regulares.

Denise es un personaje que me costó aceptar al principio, probablemente porque venía con el preconcepto de la serie. Es muy insegura y callada, y por momentos me daban ganas de gritarle "¡defendete! ¡explicá!" porque las arpías horribles de sus compañeras empiezan a crear alrededor de ella cuanto rumor perverso se les pueda ocurrir. Y son mujeres imaginativas y llenas de maldad, así que tienen material de sobra.
El bullying no es invento de ahora.
Denise además mantiene a sus dos hermanos, uno de ellos poco más que un bebé, y el otro un grandulón adolescente que vive pidiéndole dinero porque se enrieda en problemas de faldas. El mantenerlos a ellos también le traerá unos cuantos dolores de cabeza económicos, y más de un malentendido con sus compañeros de trabajo.

Si bien hay muchos personajes (en su mayoría antipáticos) el otro que me gustaría destacar es Mouret. Al principio me llamó la atención el alcance de su ambición, y no sabía si se trataba de un hombre visionario o si simplemente tenía delirios de grandeza.
En lineas generales es un tipo muy desagradable. Es soberbio, cree tener siempre la razón, es mujeriego (y las trata considerablemente mal), y no tiene piedad a la hora de explotar a sus numerosos empleados en pos del beneficio propio.
De todos modos él es quien tuvo la innovadora idea –para la época– de crear un comercio de proporciones semi monstruosas que abarque todos los rubros posibles, así que quizás sea simplemente un genio loco.
Encontré más que irónico que este establecimiento se llame Paraíso, ya que lleva a la perdición financiera a miles de mujeres que sucumben llenas de frivolidad ante telas y accesorios con un ímpetu que roza la lujuria, mientras son atendidas por empleados que hacen jornadas laborales interminables en condiciones bastante reprochables.

Realmente la idea de la novela es muy buena e innovadora para la época. Sin embargo tuve un problema grande mientras lo leía, y creo que es en parte porque aún mi cabeza no encontró el engranaje (o libro) correcto para que me pueda enamorar del realismo francés.
El paraíso de las damas tiene una cantidad atroz de descripciones y enumeraciones de telas y productos, así como de mujeres en estado de semi locura hablando de encajes, y guantes, y encajes, y vestidos, y encajes, y sombreros, y encajes, y...
Quizás alguien a quien le interese más el mundo de la moda pueda disfrutar más de estos largos fragmentos, pero sinceramente yo no congenié con ellos por más que cumplieran su objetivo de mostrar el funcionamiento de la tienda y el comportamiento de la creciente horda de clientes.

De todos modos Émile Zola escribe muy bien, y tanto Denise como todo el resto de los personajes tienen un muy buen desarrollo psicológico y evolucionan a lo largo de los capítulos.
También es interesante la psicología derrotista y a la vez obstinada de los comerciantes que rodean El Paraíso, que ven cómo sus comercios caen en el olvido pero a la vez se niegan a intentar seguir otro rumbo; así como la curiosa filosofía de derroche de los empleados de la tienda, que viven el momento y no piensan más allá de la próxima fiesta a la que irán.

Una cosa que sinceramente me encantó es que el final (especialmente el capítulo 12) realmente redondeó todo lo que había que redondear. Es un desenlace agridulce, pero tiene un sentido de justicia amplio para la gran cantidad de nombres –que llegado un punto dejé de intentar recordar– que vimos pasar a lo largo de la historia.
Me hubiera gustado ver más momentos de Denise, ya que al final del libro la llegué a respetar y a querer, pero bueno, todo no se puede. Con suerte aparecerá de nuevo en algún otro libro de la colección de Les Rougon-Macquart.



Calificación: 3.5/5
Bueno

6 comentarios:

  1. Yo conozco este libro, al igual que tu, por la serie "The paradise". La verdad, es que leerlo me da un poco de miedo, ya que la serie (sobretodo la primera temporada) me gustó mucho, y no parece que la novela le guste a mucha gente, precisamente porque no se parecen mucho. En fin, algún día me lo compraré y lo leeré.
    Muy buena reseña,
    un saludo,
    E.Báthory.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primer temporada fue la más linda de las dos para mi gusto también. No se qué decirte sinceramente sobre este libro más que... valor!. Creo que va a depender mucho de cómo te lleves con el realismo francés.
      Gracias por pasar!

      Eliminar
  2. Me gustó un montón!!
    Ha sido el único que he leído de Zola y me ha encantado su estilo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno! me alegra mucho :D escribe muy bien, eso es innegable.
      Besos!

      Eliminar
  3. Como no especialmente una fanática de la moda y nunca he podido con Zola, de momento lo dejo pasar. Quizá algún día.

    ResponderEliminar

Si están buscando en dónde pueden descargar o conseguir un libro, no es aquí donde encontrarán la respuesta.
Los mensajes que sólo son para promocionar otra página serán considerados spam y eliminados.