21 de enero de 2016

H.G. Wells: La Isla del Dr. Moreau


La Isla del Dr. Moreau
Autor: H.G. Wells
Título original: The Island of Dr. Moreau
Género: Ciencia Ficción - Clásicos - Horror
Año de publicación: 1896
Páginas: 192







Sinopsis
Publicada en 1896, entre La máquina del tiempo y El hombre invisible -publicadas también en esta colección-, La isla del Dr. Moreau es una de las novelas más inquietantes de la literatura moderna, inscribiéndose de lleno en la crítica y ominosa intuición que Herbert George Wells (1866-1946) albergó desde muy pronto respecto a los derroteros de la sociedad en la que le tocó vivir. La isla que da nombre al relato y los siniestros hechos de los que es escenario son, en efecto, una desasosegante parábola sobre el lado oscuro de la ciencia y también una sombría exploración de la esencia y los límites de la naturaleza humana.


Opinión

«—Ha vuelto a salvarme —respondí. 
—Eso depende. Pronto verá que esta isla es un lugar infernal.»

He aquí un libro oscuro y perturbador. La idea de ciencia desquiciada que propone esta historia bien se podría adaptar tanto a la fecha de publicación como a nuestra época, sin tener que cambiar más que la ropa de los personajes. Es meritorio de parte del autor el haber creado una historia tan versátil y atemporal, además de amena y atrapante. Ahora quiero leer sus otros libros.

En una intrigante introducción se nos cuenta que Edward Prendick desapareció tras un naufragio y volvió a aparecer muy cerca del mismo lugar, once meses y cuatro días después, contando un relato tan increíble que fue tildado de loco. La isla del Dr. Moreau es una compilado de las notas que hizo Pendrick, recogidas por su sobrino y heredero, y es por eso que ciertos fragmentos tienen más aspecto de ser un informe que un relato.

Luego de su naufragio, Edward Pendrick es rescatado por un barco que pasa, por orden de un médico llamado Montgomery que se dirige a una isla a la que está llevando una colección bastante inusual de animales de todo tipo. Con él viaja un hombre deformado y tenebroso que no parece del todo humano, que intimida e intriga al protagonista por partes iguales.
No quedándole más remedio, Pendrick acaba bajando junto con Montgomery en la isla a donde se dirigían, donde finalmente conoce al Dr. Moreau. Allí se entera de que en ese aislado punto situado –irónicamente, debo decir– en el Pacífico, se llevan a cabo vivisecciones a animales con un fin que por el momento se desconoce.
Pronto sin embargo comenzará a notar la existencia de unos seres extraños que habitan la isla, y lo que vivirá Edward Pendrick a partir de entonces bien podría resumirse como un constante "pasar de la sartén al fuego". Creo que casi le hubiese convenido más ahogarse en el naufragio.
Para cuando había pasado mas o menos la cuarta parte del libro me estaba preguntando cómo era que Pendrick todavía no se había planteado el irse nadando de la isla (yo en el lugar de él sinceramente me arriesgaría a los tiburones).

El ambiente de toda la novela está muy bien creado. Siempre me sorprendo con los libros de esta época porque sigo esperando que tengan una narración más pesada, pero el estilo es muy ameno y sumado a una historia intrigante, se lee rapidísimo.
Los seres que habitan la isla son tétricos y perturbadores, y el efecto se agrava cuando entendemos el "trabajo" que está realizando Moreau, personaje absolutamente horrible que ya se ganó una cálida parcelita en el infierno. Está muy bien retratado el desapego de la ciencia llevado a un extremo de crueldad absoluta junto con un Complejo de Dios. Moreau en un hombre sin conciencia ni compasión que no reacciona ante el dolor ajeno, sólo siente el entusiasmo de la duda científica y la "pasión intelectual", que es lo único que le importa e interesa.

Pendrick por otro lado parece tener toda la humanidad que le falta al científico, si bien a lo largo de los once meses (y cuatro días) que pase en la isla su personalidad se irá endureciendo, movido por el terror constante al que se ve sometido.
Aparte de la clara crítica a la peligrosidad de la ciencia mal utilizada, me pareció que también hay un cierto mensaje subliminal sobre ser humano. Hay ciertas frases que hablan de los Monstruos de Moreau que perfectamente se podrían utilizar para muchas personas crueles e igualmente monstruosas.

Me gustó mucho esta historia, si bien es un libro tétrico y perturbador que por momentos me produjo impresión. Si uno es sensible hacia el maltrato a los animales (o la fiereza entre animales) hay partes que definitivamente hacen sufrir. Hubo algunos momentos en los que se me retorcieron los adentros, y me alegré de verdad cuando no se extendió demasiado con la descripción de las vivisecciones.
De todos modos es otro de esos clásicos que hay que conocer, y me alegro de haberlo leído. Me gustó especialmente el final y la duda que me quedó sobre cierto tema, ya que si bien no es un desenlace abierto, da lugar a varias especulaciones interesantes.



Calificación: 4/5
Muy bueno

4 comentarios:

  1. Uno de mis clásicos pendientes =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Tu reseña me ha dado ganas de leerlo y ha hecho que escale puntos en mi lista de libros que tengo por leer!

    ResponderEliminar

Si están buscando en dónde pueden descargar o conseguir un libro, no es aquí donde encontrarán la respuesta.
Los mensajes que sólo son para promocionar otra página serán considerados spam y eliminados.