1 de mayo de 2015

Haruki Murakami: Tokio Blues - Norwegian Wood


Tokio Blues: Norwegian Wood
Autor: Haruki Murakami
Título original: ノルウェイの森 [Noruwei no mori]
Género: Ficción Literaria - Romance - Drama
Año de publicación: 1987
Páginas: 392







Sinopsis
Mientras aterriza en un aeropuerto europeo, Toru Watanabe escucha una vieja canción de los Beatles que le hace retroceder a su juventud, al turbulento Tokio de los años sesenta. Recuerda entonces con melancolía a la misteriosa Naoko, la novia de su mejor amigo de la adolescencia. El suicidio de éste les distanció durante un año, hasta que se reencontraron e iniciaron una relación íntima. Sin embargo, la aparición de otra mujer en su vida lleva a Toru a experimentar el deslumbramiento y el desengaño allí donde todo debería cobrar sentido: el sexo, el amor y la muerte.


Opinión

«Lo cierto es que ya no recuerdo el rostro de Naoko. Conservo un decorado sin personajes.»

Tokio Blues es el primer libro de Murakami que leo, y por lo que he visto por ahí, parece que empecé por el correcto. Cuando lea más sacaré mis conclusiones.
Lo que puedo decir con completa seguridad es que éste es un libro bello, lleno de sentimientos y de música... y que me dejó medio K.O.

Esta es la historia de Toru Watanabe y el fin de su adolescencia, profundamente marcada por el suicidio de su mejor amigo y por el descubrimiento de un amor complicado y distante.
Todo comienza adentro de un avión, donde un ya adulto Watanabe oye Norwegian Wood de The Beatles, e inevitablemente comienza a recordar con una melancolía dulce sus épocas de juventud... o mejor dicho, a intentar recordar. Y he ahí donde comienza parte de esa nostalgia, al no querer dejar escapar esos recuerdos que se hacen cada vez más débiles, «recuerdos imperfectos, pensamientos imperfectos».

El primero de esos recuerdos es muy romántico, no de un modo empalagoso sino de forma tierna y casi etérea. Watanabe no puede evitar pensar en Naoko, quien fuera la novia de su fallecido amigo Kizuki. Pronto se deja entrever que él se sentía algo así como enamorado de ella, pero no era correspondido.
Sin embargo la historia retrocede un poco más, y recorremos con Watanabe sus días de universidad en lo que debe ser la parte más distendida de todo el libro. Vemos cómo él, Kizuki y Naoko tenían una amistad un tanto extraña pero bella a su modo, hasta el inesperado suicidio de Kizuki.
Es a partir de ese momento en que su relación con Naoko, hasta ahora de simple amistad, toma los dos giros lógicos: primero se alejan y luego se vuelven mucho más cercanos. Así comienzan una relación más platónica que otra cosa, un elemento muy japonés.

Creo que ningún personaje de esta historia te deja indiferente, si bien sobre dos o tres algunas veces no se sabe bien qué pensar.
Watanabe es un chico extrañamente silencioso. Si no fuera porque él es el narrador, no sabríamos nada de lo que piensa o siente. Por momentos me recordó bastante a El guardián entre el centeno, y me causó gracia que en un punto se lo dicen, así que asumo que será intencional.
Watanabe siente que no tiene nada de especial, pero durante el transcurso del libro varias personas –exepcionales a su modo particular– lo eligirán como único amigo, quizás porque los hace sentise bien con ellos mismos.
Watanaberesulta muy querible para casi todos los personajes y para el lector. Tiene la calma que los demás no tienen, aunque él también se sienta perdido.

Su relación con Naoko, mujercita delicada en muchos aspectos, es tierna, respetuosa y paciente. Cuando los veía juntos me daban la sensación de que estaban en una especie de limbo, ambos queriendo sanar pero no sabiendo bien cómo.
Los dos tendrán ayuda en su dolor, y esa mano amiga vendrá en la forma de dos mujeres (dañadas y sufridas) que rompen el molde y los hacen sentirse más libres con si mismos: Midori, una chica extraña y diferente que compondrá una de las aristas (platónicas) de uno de los triángulos amorosos mejor hechos que he visto; y Reiko, genial como pocas, llena de paciencia, amor y sabiduría.

De todos modos, creo que todos los personajes son bastante egoistas en cierto modo, ya que nadie hace realmente las cosas por el otro.
Además, las parejas que tienen una relación formal son muy disfuncionales (y quienes quieren estar juntos no pueden), y al menos para mí, el fantasma del suicidio está presente como posibilidad para unos cuantos personajes.

Pero al margen de todo eso, me sorprendieron varias cosas de éste libro.
Primero, todo tiene un aire de melancolía increíble que dependiendo de la personalidad de cada uno puede llegar a resultar deprimente o simplemente bello. Mi caso fue el segundo. Sé que estoy repetitiva con la palabra 'melancolía', pero ese es el sentimiento que genera.
Otra cosa que me sorprendió mucho fue lo fácil que se lee. Ni te das cuenta de que estás avanzando, porque Murakami tiene un estilo que resulta cómodo y amigable, sin importar lo que esté narrando. También es curiosa la estructura de los capítulos, que son pocos. Los primeros y los últimos son relativamente breves y luego tenemos un capítulo central enorme donde ocurre prácticamente todo el nudo de la historia (y que me hizo olvidarme temporalmente de la existencia de "todo lo otro" que no se menciona en él).
Por último, no puedo dejar de mencionar la naturalidad con que el autor habla del sexo y la muerte, esos temas que algunas veces cuesta tanto abordar. De sexo se habla mucho y llegado un punto me pareció hasta excesivo porque hacía caer los diálogos en una cierta monotonía.
La muerte está presente de forma constante en quienes aún siguen vivos. Es la vida después de la muerte de alguien, o a veces incluso de un modo más simbólico, la vida después de la muerte de algo, del fin de una situación.

El último capítulo, o mejor dicho, la última mitad del último capítulo me resultó muy lindo y me sorprendió, aunque el gran suceso que inicia el final me pareció implícito al comienzo del libro.
Ya en las últimas páginas hay una carta llena de sabiduría que espero que sea leída por personas a las que les pueda servir para su vida.
Al terminar el libro me quedé... mmm... no diría triste, pero sí apagada. Te contagia la pena y la calma resignada, quizás en parte porque el desenlace no te permite realmente tener un cierre que te permita seguir adelante.




Calificación: 4/5
Muy bueno

4 comentarios:

  1. ¡Hola!:D Adoro este libro~~ (como todos los de Haruki Murakami ) uwu
    Estoy de acuerdo en muchas cosas aunque sobre el sexo... Pues me han dicho que tiene otros libros que lo nombra más XD (y aún no he podido leerlos para juzgar) hahah. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me molesta que hablara de sexo, sólo me parecía un tanto monotemático por momentos XD veremos como lo maneja en otras novelas ^_^
      Besos!

      Eliminar
  2. ¡Buenas! Has definido perfectamente el sentimiento que me produjo este libro: melancolía, y eso que lo leí hace años pero aún recuerdo ese sentimiento inestable, pero me encantó al narración aunque creía a aveces que no me estaba enterando de lo que el autor quería decir en realidad xDD

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja parece que tuviera un mensaje oculto, no? quizás algún día nos enteremos XD
      Besos!

      Eliminar

Si están buscando en dónde pueden descargar o conseguir un libro, no es aquí donde encontrarán la respuesta.
Los mensajes que sólo son para promocionar otra página serán considerados spam y eliminados.