6 de octubre de 2014

Richelle Mead: The Indigo Spell


The Indigo Spell
Autor: Richelle Mead
Saga: Bloodlines, #3
Traducción literal: El Hechizo Indigo (Lazos de
sangre #3)
Género: Juvenil - Romance - Fantasía (Urbana)
Año de publicación: 2013
Páginas: 350





SPOILERS DE LIBROS ANTERIORES A ESTE
en la sinopsis y (quizás) en la opinión

Sinopsis
Sydney Sage es una Alquimista, parte de un grupo de humanos conocedores de la magia que sirven para crear un vínculo entre el mundo de los humanos y el de los vampiros. Ellos protegen los secretos vampíricos... y las vidas humanas.
Como resultado de un momento prohibido que revolucionó a Sydney hasta lo más profundo, se encuentra luchando para trazar la línea entre sus enseñanzas Alquímicas y lo que su corazón desea que haga. Entonces conoce al seductor y rebelde Marcus Finch, un ex Alquimista que escapó contra todo pronóstico y ahora está en fuga. Marcus quiere enseñarle a Sydney los secretos que afirma que los Alquimistas le están escondiendo. Pero mientras la empuja para rebelarse contra las personas que la criaron, Sydney se da cuenta de que liberarse es más dificil de lo que pensó. Hay una antigua y misteriosa magia arraigada profundamente en su interior, y mientras busca a una maligna usuario de la magia que está atacando brujas jóvenes y poderosas se da cuenta de que su única esperanza es aceptar su sangre mágica... porque sino ella podría ser la siguiente.


Opinión

Sí. En este libro hay mucha interacción Sydney-Adrian. Personalmente no estaba entre el club de seguidores que empuja para que sean pareja, pero debo decir que hacia el final del libro me fueron ganando. O quizás se deba a que lo que más me gustó de The Indigo Spell es que Sydney finalmente empieza a retirar el palo que tiene cómodamente incrustado en cierta parte de su anatomía... sea como sea, se me hizo mucho más agradable y querible como protagonista.
No es que antes me resultara antipática, pero después de Rose hay que remar mucho.

“Nada te va a llevar a ningún lado conmigo” exclamé.
“No lo se.” puso una mirada introspectiva que era tanto inesperada como intrigante. (...) “Tú y yo sólo tenemos que superar cientos de años de prejuicio y tabú profundamente arraigado entre nuestras dos razas. Fácil.”

Hay muchos cambios en Sydney. Finalmente se está cuestionando la secta organización de los Alquimistas bien desde el comienzo de la historia. Son sólo las semillas de la rebeldía, pero son más que bienvenidas y prometen una historia muy interesante y llena de problemas.
Otra cosa que me pareció genial es que POR FIN, oh-gracias-Señor, Sydney nos deja en paz con la cantidad de calorías que consume. Se menciona muy al comienzo del libro que le hicieron una intervención por estar al borde de un desorden alimenticio, así que ahora ella misma comenta cómo intenta comer mejor. Me molestaba eso en los libros anteriores, especialmente por tratarse de una saga juvenil. Es un tema peligroso que se debería haber cortado en el libro 1, pero bueno, mejor tarde que nunca.

El libro 2 no me había resultado demasiado ameno, y empecé esta tercera parte rogando que fuera mejor. Efectivamente, fue mejor. Quizás se debe a que la gran mayoría de la acción se desarrolla fuera de la escuela, a que hay una cierta variante en los personajes (vamos a ver poco al grupo vampírico que pasa por su 'familia'), o a que hay varias líneas de problemas que tienen a Sydney corriendo para todos lados e involucrándola con todas esas cosas de las que ella está tan desesperada por alejarse, pero sinceramente me entretuvo.
Sigue siendo muy cerrada de mente, o mejor dicho, piensa en la magia, vampiros y etc como abominaciones herejes que la estremecen hasta los huesos, pero aún así está metida en el medio de todo eso... y muy a su pesar,  está empezando a aceptarlo.

Levantamos la vista y encontramos a Adrian de pie frente a nosotros, elegantemente vestido en varios tonos de azul. Su rostro era la imagen perfecta de la educación y el control, lo que significaba que algo desastroso probablemente estaba por ocurrir.

Algo que extrañaba y que vi nuevamente es el humor de Richelle Mead. Hay situaciones muy graciosas, especialmente cierto trabajo de incógnito con diálogos muy divertidos y exagerados.
Hay nuevos personajes y nuevos problemas, incluida una bruja que está drenando de poder y juventud a chicas jóvenes. Esa historia no me pareció que aportaba demasiado más que una razón para que Sydney tenga que seguir desarrollando su poder (y entretenernos) pero hacia el final cambié de idea, pero no voy a decir por qué.

El final me gustó y promete grandes complicaciones para el próximo. Grandes. Complicaciones.



Calificación: 3.5/5
Entretenido

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si están buscando en dónde pueden descargar o conseguir un libro, no es aquí donde encontrarán la respuesta.
Los mensajes que sólo son para promocionar otra página serán considerados spam y eliminados.